LOS PROBLEMAS SEXUALES EN MUJERES Y HOMBRES

En la mayor parte de la vida de los seres humanos, el sexo es una pieza de su cotidianidad. Desde la pubertad y hasta bien entrado los años de la vejez, en la mente de las personas la palabra sexo tiene una gran importancia. Desde empezar a experimentarlo, pasando por los chistes sobre el tema, hasta llegar al deseo y la consumación, la actividad sexual se convierte en un elemento cotidiano e importante tanto para los hombres como para las mujeres. Debido a esto, el no poder tener relaciones sexuales satisfactoria o no lograr complacer a la pareja, se convierte en un tema de preocupación y de suma importancia. Pero, en muchos casos, hay una gran desinformación al respecto y no se sabe cómo enfrentar los Problemas Sexuales para buscar soluciones y evitar las consecuencias negativas que puedan surgir en la armonía de pareja o en la vida sexual sana y natural.

PROBLEMAS SEXUALES DE MUJERES Y HOMBRES

Si bien, algunos de los inconvenientes de índole sexual pueden ser comunes para ambos sexo, existen otros que son propios de cada uno. Por lo que, es importante reconocerlos y entender su causa.

Problemas Sexuales femeninos.

Resequedad vaginal. La vulva se debe lubricar de manera natural para permitir una penetración suave y cómoda del miembro masculino. Pero, en algunas mujeres esto no sucede o la humectación es mínima e insuficiente.

Razones. Mayormente la razón está relacionada con deficiencias en los niveles de la hormona sexual femenina conocida como estrógeno. Normalmente, causado por consumo de medicamentos como las píldoras anticonceptivas, los cambios hormonales de la menopausia o enfermedades crónicas.

Relajación vaginal. Los músculo internos de la vagina pierden su elasticidad y se relajan, impidiendo lograr el disfrute de la penetración por la baja sensibilidad, debido al poco roce existente. De igual manera, es un problema que afecta el disfrute de la pareja, ya que, también, disminuye su nivel de sensibilidad.

Razones. Pérdida del tono muscular por falta de ejercitación. Mayormente es un asunto relacionado con la edad o los partos.

Caída de la libido. Si bien, esto puede sucederle a ambos sexos, mayormente se presenta la pérdida del apetito sexual o deseo en las mujeres.

Razones. Estas pueden ser muy diversas. Las hay de tipo físico y emocional. Entre las primeras está el uso de medicamentos para el tratamiento de enfermedades importantes. Las emocionales pueden estar relacionadas con traumas sexuales o experiencias sexuales no satisfactorias.

Problemas Sexuales masculinos.

Disfunción eréctil. Cuando se tiene una erección poco dura o por muy poco tiempo. O cuando, sencillamente, no se logra que el miembro se endurezca, se está sufriendo de lo que se conoce como disfunción eréctil.

Razones. La mayoría de las veces están relacionadas con problemas en la circulación de la sangre. Pero, puede haber otras causas como el consumo de medicamentos, drogas alucinógenas, alcohol o cigarrillos. Al igual, que razones como cansancio, estrés, enfermedades crónicas y problemas prostáticos. De igual manera, la causa se puede encontrar en una disminución en los niveles de la hormona sexual masculina, la testosterona.

Eyaculación precoz. Se habla de eyaculación precoz cuando se expulsa sin control y de manera repentina el líquido seminal, apenas empezada la estimulación sexual o inmediatamente después de la penetración.

Razones. La razón básica de que esto suceda está centrada en una hipersensibilidad genital, aunque pueden haber otros factores. Normalmente, estrechamente relacionada con traumas sexuales o malas experiencias previas.

Pérdida del apetito sexual. Al no haber ningún tipo de deseo sexual estamos ante una caída de la libido. Ya, como señalamos con anterioridad, este problema se presenta con mayor frecuencia en las mujeres pero afecta a un número significativo de hombres.

Razones. Estas pueden ser muy diversas. Entre ellas podemos nombrar las enfermedades crónicas, los tratamientos médicos, dolores físicos intensos, estrés, cansancio, rabia hacía la pareja, dolor emocional y desinterés por la otra persona.

¿QUÉ HACER SI SUFRIMOS UN PROBLEMA SEXUAL?

Lo primero que se debe hacer, si se presenta algunos de los síntomas de Problemas Sexuales, señalados antes, es ir a la consulta con un profesional de la medicina. Esto es muy importante, ya que se deben conocer las causas que están provocando esto y que pueden estar relacionadas con inconvenientes físicos más graves. La visita al médico debe hacerse en pareja. Por esto, es importante, bien seas hombre o mujer, que ambos se sientes y hablen de los síntomas que se está padeciendo y el deseo de querer solucionarlo juntos para volver a una vida sexual natural y placentera. Luego de conocer las causas del Problema Sexual, se requiere buscar soluciones que puedan devolver la normalidad a las relaciones íntimas. Es muy probable, que el especialista, le recomiende algún tipo de medicamento para combatir los síntomas. Estos pueden ir desde las reconocidas píldoras milagrosas contra la disfunción eréctil hasta tratamientos hormonales para contra restar la resequedad vaginal. En cualquier caso, ambos deben decidir si se trata el inconveniente con este tipo de método o se busca otro tipo de solución. Por ejemplo, para la caída de la libido puede intentarse dar un toque diferente al encuentro íntimo con un juego erótico o introduciendo un juguetito sexual. La resequedad vaginal puede ser atendida con lubricantes sexuales o la relajación vaginal con ejercicios usando bolas chinas. En relación a la disfunción eréctil es posible usar estimulantes, afrodisiacos o potenciadores preparados con ingredientes  naturales y que no causarán efectos secundarios. Por su parte, la eyaculación precoz puede encontrar un buen aliado en productos como anillos o fundas para el pene.