LA CAIDA DE LA LIBIDO ES UN PROBREMA QUE DEBE SER ATENDIDO

El deseo de mantener relaciones sexuales puede ir variando en diferentes etapas de la vida. Pero esta fluctuación de las ganas, no están relacionadas con la falta de interés por el sexo, sino con la cantidad de sesiones íntimas requeridas para sentir satisfacción. Es decir, no se requiere de la misma cantidad de sexo en la adolescencia o primeros años de la juventud, que la que se necesita en la adultez o en la tercera edad. Si bien esto puede parecer una Pérdida del Apetito Sexual, no es más que un disfrute diferente del sexo según el momento de vida que se esté sucediendo. Pero, cuando hay un verdadero desinterés por el acto sexual de manera continua y prolongada, si se puede estar en presencia de un problema físico que provoca la Caída de la Libido, siendo una situación que puede afectar tanto a los hombres como a las mujeres, siendo más frecuente en estas últimas. Si esto ocurre, es posible que se produzca una deterior de la relación de la pareja y problemas de depresión, sin entender mucho que puede estar sucediendo.

¿QUÉ MOTIVA LA PÉRDIDA DEL APETITO SEXUAL?

Si estás ante una situación de inapetencia continua por el sexo, muy probablemente te estés enfrentando a un síntoma relacionado con un motivo físico o psicológico negativo. Por ello, es importante, que atiendas el asunto y conozcas cuáles son las razones que, de manera general, afectan el Apetito Sexual.

Esta condición puede generarse tanto por causas físicas o emocionales. Es importante, hacer notar que puede haber una causa absolutamente relacionada con la atracción y el amor, que es el hecho de que ya tu pareja no te atraiga. En este caso, la causa del problema está solo relacionada con el desamor. Pero, volviendo a otro tipo de razones, tenemos que entre las físicas están, entre otras:

Problemas glandulares. Hay glándulas que segregan hormonas especiales para estimular el encuentro sexual, si estas no están en pleno funcionamiento se puede originas la inapetencia. Uno de los momentos, que vive toda mujer, es en la etapa de la menopausia femenina o, en el hombre, la andropausia masculina, ya que hay un desorden hormonal que influye negativamente en el deseo de tener sexo. De igual manera, el desequilibrio químico en el cuerpo puede estar provocado por el consumo de ciertos medicamentos en el tratamiento de ciertas enfermedades, influyendo en la Caída de la Libido. También, los trastornos provocados por ciertos problemas de salud crónicos como el cáncer o cardiopatía producen la pérdida de interés.

Problemas emocionales. Aquí se encuentran los relacionados con conflictos con la pareja o familiares, que pueden derivar en depresión o tristeza. Los cambios en la rutina diaria o, al contrario, el aburrimiento son factores que pueden producir este desinterés. Por ejemplo, un parto reciente y los cambios que traen la llegada de un bebé a la casa, en la vida de la pareja. Al igual que, asuntos relacionados con cambios de puestos de trabajos, cambios de horarios. En el caso del aburrimiento, está más referido a mantener una rutina sexual repetitiva, poco emocionante y sin sorpresas. Lo que, hace que el deseo decaiga al perderse la pasión. Por  último, en este punto, también, influyen los sentimientos encontrados producto de  los aprendizajes negativos y tabúes que se tengan sobre el sexo.

En fin, las razones pueden ser variadas y no necesariamente difíciles de solucionar. Es cuestión de descubrir que está provocando el problema y buscar la solución más adecuada para este.

DE LA FALTA DE APETITO SEXUAL AL DESEO

Lo mejor para resolver una situación es definir los motivos que la causan y descubrir la solución ideal. En relación a la Caída de la Libido, esto cobra mayor interés, ya que se puede poner en riesgo la relación de pareja. Se debe hacer hasta lo imposible para volver a una vida sexual normal y sana, ya que es un elemento determinante en la continuidad y permanencia en el tiempo de la relación de noviazgo o matrimonio. Pero, además de esto, tener sexo  con cierta periodicidad ayuda a mantener la salud física y mental.

En el mercado farmacéutico existen algunos productos que ayudan a aumentar el deseo sexual, pero preferimos no recomendarlos, ya que el uso de medicamentos siempre puede traer efectos secundarios no deseados. Por esta razón, preferimos buscar soluciones efectivas y de bajo riesgo. Hay varias alternativas que se pueden probar para encontrar la adecuada según el caso. Los juegos eróticos pueden ser un buen estimulante, tanto si son creados por la pareja, como usar algunos de lo que viene ideados para este fin y que se pueden adquirir en las tiendas de productos sexuales. Los juguetes sexuales, de igual manera, pueden hacer que se desaten nuevamente las pasiones, se puede probar con un dildo, vibrador u otro aparatico según los gustos y preferencias. Por último, en las mismas tiendas, hay una gran variedad de vigorizantes, afrodisiacos, estimuladores y potenciadores fabricados con ingredientes naturales. Estos vienen en  capsulas, cremas o gel, y su consumo o aplicación ayudará a aumentar la libido. Por lo que, no arriesgues tu relación ni tu salud, la solución de la Caída del Apetito Sexual existe.